Después de uno de los inviernos más empantanados si de contrato laboral y movimiento en la agencia libre de MLB se trata, los New York Yankees siguen sorprendiendo a sus contendientes en la División Este de la Liga Americana: Ahora tienen la mirada en el cubano Yunel Escobar, una “ganga” que podría traer algunos ahorros para la cartera del equipo. Y, ¿quién sabe si le sale tan bien como a los Nacionales de Washington en 2015?

En dicha temporada el cubano de Marianao, estuvo saludable y jugó 139 partidos, donde registró un sólido .314/.375/.415, con 56 remolcadas, un OPS ajustado de +115 y apenas 70 ponches en 591 PA’s. Luego, al año siguiente, los Angelinos probaron con su madero como leadoff hitter, y el capitalino respondió con esto: .304/.355/.391. Anotó 68 carreras, siendo un puntal del line up.

Tras deshacerse recientemente de los antesalistas Chase Headley y Todd Frazier, este último en una interesantísima firma con los Mets de New York, los “Bombarderos del Bronx” se quieren interesar por un jugador de experiencia (y perfil salarial medio), al menos hasta un poco antes del 31 de julio. A pesar de que el comercio ha ido lento, eso no es sinónimo de que así será en todo el proceso durante los entrenamientos de primavera. Así que vale la pena mirar qué nos traen estos negocios parecen sorpresivos, pero no lo son realmente…

Yunel Escobar está en la mira ventajas del comercio: Todo depende del examen médico, cómo están sus piernas y su fortalecimiento. Escobar jugó apenas 89 partidos en 2017, donde cruzó por el home plate en 350 veces. Eso no está mal para un jugador que, posiblemente, sea solo un ave de paso para resolver las duras batallas de la división entre abril y julio. Así que, de ser contratado, si se va o se queda solo dependerá de Escobar, quien tiene que demostrar su valor al bate y en la antesalista. Aquí, con la toletería que tienen los Yankees, una oferta para Escobar no estaría mal. Lo peor sería arrepentirse de haber dejado ir a Frazier o Headley, quienes cubrieron con buenas expectativas la posición número “5” en su momento.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Desventajas del comercio: Las piernas de Yunel Escobar no están bien. ¡Pero Yankee Stadium no suena mal! Ahí Escobar tiene un .778 OPS, con cuatro jonrones y 42 hits en 39 partidos. ¿Qué tal sonará la noticia de un nuevo compañero de trabajo para CC Sabathia? ¡Genial! ¡Un contrario menos! Escobar le ha conectado dos jonrones, ha producido 10 carreras y cuenta un slugging de .628 contra sus pitcheos.

¡Vamos a probar!, ‘dicen’ los Yankees. No sé cuántos días demore esta incertidumbre, pero los Yankees ya se interesaron por él, así que ese contrato debe estar avanzando. ¡Veremos qué pasa!