Los militares cubanos encargados para investigar en la isla los ataques sónicos contra funcionarios estadounidenses aseguran que todo se trata de “una película de ciencia ficción”.

El régimen dice que ha destinado unos 2 mil especialistas para abordar la investigación, incluyendo criminólogos y expertos en audición, además de matemáticos.

La comisión en Cuba está encabezada por el coronel del Ministerio del Interior, Ramiro Ramírez, quien ha dicho categóricamente que la investigación no está concluida aunque hasta el momento es poco lo que se sabe.

Según los investigadores cubanos, Estados Unidos les proporcionó 14 grabaciones de sonidos en celulares escuchados por las víctimas de los ataques.

Sin embargo, los investigadores dicen que las grabaciones no tienen nada que pueda dañar a la salud humana.