Miguel Díaz-Canel en Venezuela (imagen tomada de redes sociales)

El designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel arribó el miércoles a Caracas, para participar junto a solo otros cinco presidentes en la controvertida investidura de Nicolás Maduro para otros seis años al frente de Venezuela, una nación que vive una crisis económico-político y social, sin precedentes, informa Diario de Cuba.

Buena parte de la comunidad internacional rechaza la investidura del dictador venezolano, incluso según The Washington Post, Vladimir Padrino López, el Ministro de Defensa de Venezuela, le pidió al gobernante Nicolás Maduro que renunciara, advirtiéndole que de no hacerlo sería él quien abandonaría el cargo.

A la toma de posesión sólo asisten los Jefes de Estado de izquierda de la región, Evo Morales de Bolivia, Daniel Ortega de Nicaragua, Díaz-Canel de Cuba, Salvador Sánchez Cerén de El Salvador y Anatoli Bibílov de Osetia del Sur, éste último un país no reconocido por la ONU.

A medida que se ha profundizado la crisis en el país suramericano, de acuerdo a CubaNet, que cita al prestigioso diario estadounidense, el descontento dentro de la Fuerza Armada se ha ido incrementando, y el régimen chavista ha estado registrando deserciones de alto nivel.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Mientras la prensa oficial cubana hace ver que Maduro fue “legítimamente reelecto por el pueblo venezolano” en las elecciones del pasado 20 de mayo, en la que los detractores del autócrata decidieron no participar, y en las que fueron inhabilitados los principales líderes opositores venezolanos.

Maja Kocijancic, portavoz de la diplomacia europea dijo a la prensa recientemente: “lamentamos que, pese a todos los llamados de la comunidad internacional, incluyendo la UE, no se hayan celebrado nuevas elecciones en conformidad con las normas internacionales”, en referencia a Venezuela, aliado económico y político de La Habana.

De países como Uruguay y México, participarán en la toma de posesión del dictador, los encargados de negocios en Caracas; de Brasil asistirá la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann.

Con la excepción de México, EEUU, la UE y el Grupo de Lima han rechazado el resultado de los comicios en Venezuela.

“Hermanos de lucha, hermanos de sueños. Unidos a favor de la integración latinoamericana y caribeña. Apoyando al Presidente Maduro, a la unión cívico militar y al pueblo venezolano”, tuiteó Díaz-Canel.