Panamá espera concluir la próxima semana la deportación del último grupo de cubanos que quedaba en sus albergues, en dependencia de la disponibilidad de las aerolíneas.

Los trámites para deportar a los cubanos en Panamá se vieron paralizados en septiembre, por el azote del huracán Irma.

Quedaban 53 cubanos en el campamento habilitado por el gobierno panameño en Chiriquí, en el mes de septiembre.

Sin embargo, luego de que las alarmas por el ciclón se acallaron, el gobierno de ese país reinició la deportación de decenas de migrantes cubanos que pasaron meses albergados en territorio panameño, dijo una fuente oficial a Martí Noticias.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Luego de que la administración Obama derogara la política “pies secos/pies mojados” el pasado enero, medio centenar de cubanos quedaron varados, y aceptaron un acuerdo con el gobierno panameño, en virtud del cual estos migrantes regresarían a Cuba de manera voluntaria, con el beneficio de obtener una visa múltiple de Panamá y un dinero para comenzar un pequeño negocio en la Isla.

Las dudas asaltaron a muchos cubanos que decidieron abandonar el campamento y continuar su travesía a riesgo y por su propia cuenta.

“Estamos cerrando el capítulo cubano en feliz fiesta. Todos gracias a Dios van con sus medicinas, los que tenían problemas de inmunodeficiencia van con sus tratamientos antiretrovirales, las embarazadas fueron chequeadas”, declaró la fuente.

Detalló que “han iniciado la normalización del traslado de los ciudadanos cubanos a su país (…) quedan 22 cubanos en el albergue, los demás ya han sido evacuados, ya están en Cuba”.

Sobre la huida de algunos dijo el funcionario:

“Se desesperaron (…) se fugaron 12 porque no esperaron el tiempo, no entendieron que había tormentas en el Caribe y se fueron del albergue, y algunos han sido vistos en Costa Rica”, informó.

Siegdel Candanedo, representante de Cáritas en Chiriquí confirmó el reinicio del traslado de los cubanos a cargo de las autoridades del Ministerio de Seguridad.

Sin embargo cubanos que ya han regresado al país se quejan de que el consulado panameño nos los atiende en La Habana.

Martí Noticias consultó al funcionario panameño sobre este tema, y el declaró:

Ha habido “una mala interpretación”, “no se podía mandar la lista al consulado si no sabíamos si iban a llegar a Cuba o no”, acotó.

“Una vez que terminemos el traslado de todos, se activa la lista con los nombres de los que se acogieron al acuerdo, y ya la embajada y la cancillería están al tanto de eso”, afirmó.

Puntualizó que se trata de un trámite “excepcional”.

Y finalizó diciendo que “ellos (los cubanos que se acogieron al acuerdo), van a ser atendidos, tenemos la información de cómo contactarlos”.