Al fin llegó el día, y el ex futbolista inglés, David Beckham y sus socios, entre ellos los cubanoamericanos Jorge y José Mas Santos anunciaron en el Adrienne Arsht Center de Miami un nuevo equipo de MLS, la liga mayor de fútbol de Estados Unidos, en el sur de la Florida.

“Vamos a construir una de las franquicias más exitosas de la historia” de ese deporte, comentó Marcelo Claure, uno de los inversores, ante la multitud.

Luego de cuatro años de intensas negociaciones que estuvieron a punto del fracaso, el anuncio del vigésimo quinto equipo de la liga de fútbol profesional en EEUU se tornó en una gran fiesta en el centro de la ciudad de Miami.

“Vamos a hacer un club del que se sientan orgullosos”, acotó el ex jugador británico.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“La única cosa que me empujó fueron los aficionados”, añadió Beckham, mientras apuntaba a los fanáticos que lo ovacionaron.

No obstante no se dio a conocer en la presentación, el nombre del equipo, el logotipo, ni cuándo comenzarán a jugar, entre otros detalles.

La información recogida hasta el momento de la novedad en el mundo del deporte, es que el club jugará en un estadio para 25.000 espectadores que se construirá en un vecindario cercano al centro de la ciudad, diseñado por una empresa que ha trabajado en otros proyectos con MLS.

El pacto incluye la creación de un centro de entrenamiento, y una academia para desarrollar jugadores.

Entre 1998 y 2001, el sur de la Florida tuvo un equipo de fútbol de la MLS, pero fracasó a causa del escaso público que asistía.

“Miami es una ciudad hecha con sueños. Ahora yo he hecho mi sueño realidad”, apuntó el empresario inglés, visiblemente emocionado.

“Miami es una ciudad ganadora”, dijo Jorge Mas, hijo del fallecido líder del exilio cubano, Jorge Mas Canosa.

“Nos merecemos ser la mejor ciudad de fútbol en el mundo. Somos uno, ¡somos Miami!”, concluyó.

(Con información de Diario de Cuba)