Comienza en el 2018 y ya sale el primer reporte negativo sobre la ciudad de Miami, como mismo ocurrió el año pasado, la ciudad del sol ha sido catalogada como una de las peores ciudades para ahorrar dinero.

El estudio tuvo en cuenta el pronóstico de gastos que fue emitido por National Retail Federation y el salario promedio en las 50 ciudades más importantes de Estados Unidos.

El informe analiza también que durante el mes de diciembre la gran mayoría de los residentes gasta más de lo que ingresó debido a la compra de regalos.

Algunos problemas en la calidad de vida de la ciudad hacen que además el tema del dinero sea más difícil.

Desigualdad: Miami se encuentra entre las 10 ciudades con mayor desigualdad de salarios. Más del 15% de la población apenas ganan 12.000 dólares, mientras la riqueza se acumula en algunas zonas de la ciudad.

Transporte público: La falta de un transporte publicó en condiciones obliga a los residentes de Miami a tener y mantener un auto con los gastos adicionales que eso representa.

Altos alquileres: La falta de viviendas para personas de bajos ingresos y desarrollo de un mercado de lujo hace casi imposible el pago de la renta para una familia en Miami.

Salud: A pesar de que el ObamaCare subsidia a las personas con menos ingresos, la clase media se encuentra pagando altas sumas de dinero por el seguro médico que no además no cubre el 100% de los tratamientos.