La mayoría de los miembros de los Miami Dolphins incluyendo el propietario Stephen Ross respondieron a las críticas del presidente Donald Trump, cruzando los brazos durante el himno nacional antes del partido del domingo contra los New York Jets.

La mayoría de los miembros de los Miami Dolphins incluyendo el propietario Stephen Ross – respondió a las críticas del presidente Donald Trump, entrelazando los brazos durante el himno nacional antes del partido del domingo contra los New York Jets.

Los Dolphins se alinearon en la línea de los visitantes en el Estadio MetLife y entrelazaron los brazos mientras la multitud se levantaba para el canto de “The Star-Spangled Banner”.

En el extremo derecho de la alineación, cuatro Miami Dolphins se arrodillaron: Julius Thomas, Kenny Stills, Maurice Smith y Laremy Tunsil.

Aquellos que entrelazaron los brazos estaban haciendo una declaración sobre la injusticia social mientras trataban de evitar las críticas que estallaron la temporada pasada cuando los jugadores se arrodillaron durante el himno. Muchos fans vieron eso como falta de respeto a la bandera y los militares.

Los jugadores de los Jets también trancaron los brazos en respuesta a los comentarios de Trump dos días antes, cuando pidió a los dueños de la NFL que respondieran rápidamente a cualquier jugador que no respetara la bandera.

La misma escena se ha repetido en todos los campos de Estados Unidos.