En otra de las nuevas medidas de Obama una empresa de Miami fue autorizada a tirar un cable submarino de fibra óptica hacia Cuba en cual en teoría debería mejorar y disminuir los costos de las llamadas a Cuba y el acceso a Internet a los cubanos, según esta empresa el cable debería estar listo para el 2011 aunque todavía no es seguro que el gobierno de Cuba autorice la entrada al pais de dicho cable. La realidad es que al gobierno de Cuba le conviene que no exista dicho cable ni ningún intento de mejorar las comunicaciones ya que eso acabaría con un negocio del cual se aprovechan todos tanto el gobierno de Cuba como algunos inescrupulosos en Miami que hacen una fortuna con las llamadas a Cuba, por otro lado Cuba no está dispuesta a dar acceso a Internet a los cubanos y por eso la justificación de falta de infraestructura es la excusa perfecta. En todo caso habrá que esperar a ver qué sucede, ojala y las cosas cambien y se haga lo que más convenga al pueblo cubano y no se use por el gobierno de Cuba para limitar más las posibilidades de su pueblo.