El gobierno de Cuba y su promesa de acabar con las mulas ha provocado al mercado negro que se mueve a través de las zonas Wifi.

Si realmente el gobierno cubano acaba con las mulas estaremos en grandes dificultades, la mayoría de los equipos necesarios para el montaje, crecimiento y mantenimiento de nuestras redes entran al país por esta vía. Aquí el Estado no comercializa estos equipos y son prohibidos por la aduana. Hasta ahora son fáciles de conseguir en el mercado negro, pero si acaban con las mulas podrían desaparecer”, comentó a CubaNet Eduardo Gómez, un joven administrador de uno de los nodos de Snet en Mayabeque.

“Toda una industria gira alrededor de los Routers, cables, puntas de red Rj45, switch y todo lo necesario para conectarse, las redes como Snet han crecido en los últimos años debido a que es muy rentable comprar un NanoStation en Estados Unidos en unos 50 dólares y venderlo en Cuba por 170 dólares; es un negocio de miles de dólares, y la aduana de Cuba es la primera en aceptar sobornos para importar cualquier tipo de equipos prohibidos al país. Gracias a esto contamos hoy con una red como Snet con mucha más calidad y servicios que los brindados por el propio Etecsa” dijo otro joven a CubaNet.

“La raíz de todo esto y el verdadero motivo por el que quieren acabar con las mulas es que los productos que vende el estado en sus tiendas se están quedando estancados, ya casi nadie compra ropa en la red de tiendas estatales porque la ropa que traen las mulas es de mejor calidad y más barata, pienso que por eso quieren exterminarlas, para obligar a las personas a comprar los trapos viejos que vende el estado”, dijo una cubana residente en Miami.

El gobierno de Cuba ha declarado la guerra a las mulas y la Aduana está aplicando medidas cada vez más estrictas.