Un informe reciente de la Miami Association of Realtors revela que el mercado inmobiliario en la ciudad sigue creciendo y las casas se venden rápido y casi por el precio que se pide de inicio.

Las ventas de propiedades residenciales en Miami-Dade se incrementaron un 5.1 por ciento en un año, de 1,731 a 1,820. Eso representó $791.3 millones en ventas solo el mes pasado, $89 millones más que en enero del 2017.

Como promedio, pasan 47 días desde que una casa se pone a la venta y recibe un contrato para finalizar la venta. El año pasado ese mismo proceso tomaba 61 días. Para cerrar el negocio, solo hacen faltan 98 días, un descenso considerable si se compara con enero del 2017, cuando tomaba 113 para concluir la venta.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En el caso de los apartamentos toma un poco más de tiempo, 123 días. Esto son 10 días antes que lo que tomaba el año pasado vender un apartamento.

l precio medio de una casa unifamiliar subió $20,000, llegando a alcanzar los $330,000 (a nivel nacional es de $240,500). Los aumentos se han mantenido durante 74 meses consecutivos, una racha que se prolonga por más de seis años.

Los condominios ahora se venden por $230,000.