Mark Green, administrador de la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional (USAID) fue entrevistado por Martí Noticias, e hizo un llamado a detener el cáncer que Cuba y Nicaragua representan para la región, recogió esta agencia de prensa de Miami.

Green aseguró que tanto el presidente Donald Trump como el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence han sido lo suficientemente claros en cuanto al respaldo a la libertad en el hemisferio, “la importancia de los derechos humanos y de la democracia”.

El funcionario comentó que la dictadura cubana sigue reprimiendo, encarcelando y golpeando a los cubanos; el administrador de la agencia estadounidense se ha reunido en diversas ocasiones con activistas de la Isla, por lo que él sabe perfectamente que el régimen trata de engañar al mundo exterior, pero sigue acosando a la disidencia.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Habló también de la terrible crisis que enfrentan los venezolanos con el autócrata Nicolás Maduro al frente, y dijo que la situación en Venezuela “no parece estar mejorando, sino todo lo contrario empeorando”.

En cuanto a la respuesta de USAID al tema de Nicaragua, Green comentó: “lo primero es que los Estados Unidos de América muy claramente están demandando que Ortega detenga las atrocidades, la violencia contra su propio pueblo, así que USAID está tratando de proveer alguna ayuda que sea un salvavidas para los defensores de derechos humanos, periodistas independientes, los que participan en protestas pacíficas tratando simplemente de expresar sus opiniones”.

Sobre la influencia del castrismo en América Latina expresó: “Cuba, es un cáncer, y es necesario hacerlo retroceder ahora. Uno no puede simplemente esperar a ver a donde se extiende, tenemos que ser muy fuertes, y ser fuertes en este caso es ofrecer alivio y una voz para los que no tienen voz. Ponerse al lado del pueblo es el propósito de lo que hacemos (…)”.

USAID le proporciona herramientas a la gente para hacer realidad sus propios sueños, “y eso es lo que tratamos de hacer en todo el mundo”, subrayó en cuanto a la labor a la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional.

Green envió finalmente dos mensajes al pueblo cubano: “no se rindan. El pueblo de Estados Unidos está con ustedes. Pensamos en ustedes. No se rindan nunca”, y “nos importa Cuba libre”.

(Con información de Martí Noticias)