La periodista independiente Sol García Basulto, hizo público su testimonio a través de las redes sociales, como paciente de dengue en Cuba. La ex presa cubana denunció que esa enfermedad ha cobrado muchas vidas, y enviado a funcionarios a los tribunales en Camagüey.

García Basulto estuvo ingresada cinco días en el Hospital Amalia Simoni, y confesó: “Sufrí mucho sí, pero no solo por los síntomas, las condiciones del hospital, los pacientes sin acompañantes, inmovilizados, atados a un porta sueros, sin ayuda. Y la escasez me apretaron el corazón”.

En una publicación con imágenes, que fueron republicadas por la joven opositora y activista cubana Rosa María Payá Acevedo, la periodista escribió: “Mi suerte es tenerlos a ustedes y a Dios, al gobierno no le debo nada, de hecho quizás debería indemnizar a todas las víctimas de su ineficiencia. Aquí les comparto memorias gráficas. Buenos días”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Sol dijo recordaría siempre a una abuelita de 92 años, también paciente de dengue, que se cubría con una sábana rota, y comía huevo hervido a diario, también la falta de aseo en el hospital.

“Conocí también una madre en período de lactancia, a quien se le llenaban las mamas y en vez de fomento tibio le ponían agua de la llave (temperatura ambiente). Por más que lo pedí nunca le buscaron un extractor de leche materna. Estaba en falta en farmacia.Todo estaba en falta en farmacia, las enfermeras trabajando con inyectores de cristal (antiguos y obsoletos) cero bránulas, pocos tramos de venoclisis y medicamentos inestables”, añadió.

La reportera dice estar mejor, ha sido dada de alta hace una semana, y se encuentra recuperándose, agradece además a sus familiares y amigos “presentes y distantes”.