Los suegros del presidente Donald Trump son ciudadanos oficialmente de los Estados Unidos, obteniendo su ciudadanía a través del patrocinio de su hija adulta, una de las categorías de visas familiares que la administración ha tratado de poner fin.

Viktor y Amalija Knavs, los padres de la primera dama Melania Trump, obtuvieron la ciudadanía el jueves, anunció su abogado de inmigración, Michael Wildes.

La oficina de la primera dama no quiso hacer ningún comentario sobre el tema.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Viktor y Amalija Knavs, que son de Eslovenia, habían estado viviendo en los Estados Unidos con tarjetas de residencia y han sido vistos con frecuencia en Washington desde que su yerno asumió la presidencia.

Una fuente con conocimiento directo de los padres de Melania Trump y su estado migratorio le dijo a CNN que Melania Trump había patrocinado a sus padres para la Green Card, un estado que les permitía vivir y trabajar en los EE. UU. indefinidamente y allanó el camino para la ciudadanía. Ese tipo de visa familiar es exactamente una de las categorías que Trump y sus aliados han intentado derogar, diciendo que son dañinos para los Estados Unidos.

Existe solo un puñado de formas en que los inmigrantes en los Estados Unidos pueden obtener tarjetas de residencia, y la mayor parte de ellas cada año se otorgan con base en las conexiones familiares. Un número menor se asigna a los inmigrantes según su empleo, y otras categorías incluyen refugiados y otros casos especiales. Los defensores de la restricción de la inmigración legal han señalado el desequilibrio en favor de las conexiones familiares como evidencia de la necesidad de una reforma, que exige un sistema “basado en el mérito” que elija inmigrantes según las necesidades en los EE. UU.

Trump y sus aliados en el Congreso han luchado por recortar drásticamente, limitando el patrocinio a los cónyuges e hijos menores, incluida la reducción del umbral para niños menores de 21 a 18. Los expertos estiman que podría reducir la inmigración general a los EE. UU. en un 40% si esas Green Cards no se reasignan a otra categoría. Trump ha abogado por un sistema “basado en el mérito”, pero no ha propuesto ningún método para admitir inmigrantes en los EE. UU. para reemplazar esas categorías.