Profesionales de la salud cubanos que han desertado de las misiones médicas pese al fin del programa que los amparaba para entrar en Estados Unidos aún mantienen las esperanzas de llegar a territorio norteamericano.

Una parte de los médicos que permanecen en la capital colombiana llegaron después de la cancelación, el 12 de enero de este año, del programa conocido como “Parole”, y a otros les negaron la visa antes de que el programa fuera anulado, pero muchos de ellos confían en poder apelar para que su caso sea revisado, dijeron este domingo a Martí Noticias los galenos Nubia Nogareda y Yosvani Bofill.

Yosvani Bofill, graduado de medicina general integral, señaló que por el momento viven en una situación de “total incertidumbre, prácticamente olvidados por todos”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Estábamos esperando con mucho anhelo las nuevas medidas de Trump, pero en la embajada han dicho que no se puede hacer nada porque el programa finalizó”, lamentó Bofill.

Los profesionales de la salud cubanos se las ingenian para sobrevivir en Bogotá, y aunque la situación es difícil continúan desertando desde Venezuela, precisó la doctora Nubia Nogareda, que llegó a Colombia a principios de febrero, cuando “ya había desparecido el programa”.

Comentó que los galenos no han perdido la esperanza de una solución para sus casos, y que “tiene ilusión de que volverán a ponerlo”.

Los desertores que permanecen en Bogota se dividen en tres grupos: “los que no pudieron aplicar porque el cierre del “parole” los sorprendió en el camino, los que desertaron luego del 12 de enero, y los denegados que no estaban vinculados directamente con el paciente porque se desempeñaban como administradores, farmacéuticos, etc”, precisó Nogareda.

En Facebook, los galenos han creado el grupo “Médicos cubanos sin parole” donde exponen su situación actual.

En abril de este año, Martí Noticias reportó que en Bogotá alrededor de 180 médicos cubanos esperaban la visa (tras una solicitud) que llegó en tiempo, pero dentro de esos, a 25 no les dio tiempo para aplicar al “Parole”.

Los servicios profesionales cubanos en el exterior son la principal fuente de divisas del gobierno y representan un estimado de $11.543 millones, según informes recientes de la prensa oficial.