El acontecimiento deportivo más importante de lo que queda de este año llega esta noche para poner en el cuadrilátero al experimentado y jubilado boxeador Floyd Mayweather Jr. cara a cara contra Conor McGregor, experto en artes marciales pero sin ninguna experiencia en el boxeo profesional.

Según reporte El Nuevo Herald, la pelea, que no otorgará título alguno, se ha convertido en la más lucrativa de la historia. Se estima que los 12 asaltos, que tendrán lugar en el T-Mobile Arena, con espacio para 20 mil personas, recaudará, solo en asientos vendidos, cerca de 70 millones de dólares.

Por su parte, quienes no puedan asistir, también tendrán la oportunidad de presenciar el ecuentro desde sus hogares a través del servicio Par Per View, que la pondrá en venta por un valor de 99.94 dólares. El combate también será difundido en 200 países.

Las cifras de esta pelea son millonarias. El ganador se llevará más de 200 millones de dólares, y quien pierda, tampoco se irá con las manos vacías. Sus bolsillos se llenarán con más de 100 millones de dólares.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Este viernes ambos peleadores se pesaron y el resultado fue: Mayweather con 149 y medio y McGregor con 153. Antes de este momento, que suele realizarse un día antes de las peleas, el irlandés Mcgregor mostró la bandera de su país y comenzó a gritarle a Mayweather.

“Tú estas lleno de agua y en la peor forma que te he visto”, le increpó McGregor en la cara a Mayweather, quien lucía impasible. Yo soy un profesional, hice el peso. Todo esto es sacrificio, dedicación, concentración. Lo hice. Hice el trabajo. Estoy listo. Seré más grande que él”, dijo.