Una pareja mexicana que fue atrapada cargando restos humanos desmembrados en un cochecito de bebé pudo haber matado a unas 20 mujeres, dijo el lunes un alto fiscal.

El hombre confesó 20 asesinatos, pero dio detalles que incluían los nombres de solo 10 víctimas, dijo Alejandro Gómez, el fiscal general del Estado de México, ubicado al norte y al oeste de la Ciudad de México. La pareja fue capturada la semana pasada en Ecatepec, en las afueras del norte de la capital.

La policía encontró ocho cubos de plástico llenos de partes de cadáveres desmembrados y cemento en la casa de la pareja, reveló Gómez en una publicación de Facebook el domingo. Se encontraron más restos en un refrigerador, envueltos en bolsas de plástico. Ahora se están realizando pruebas sobre la espeluznante evidencia.

Gómez le dijo a Radio Fórmula que el hombre parecía orgulloso de los asesinatos; había signos de que sufrió un trastorno de personalidad y se mostraba molesto con su madre y una novia anterior.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El Universal también dijo que el hombre había afirmado haber usado sus huesos para hacer fertilizantes y su carne como alimento para sus perros.

“Lo que me pareció macabro es que esta persona mencionó 10 casos en los que da detalles, los nombres de las víctimas; nos dio la ropa que tenían puesta en ese momento “, dijo Gómez. “Parecía feliz por lo que había hecho”.

Su mujer lo ayudó a atraer a las mujeres a la casa bajo el pretexto de venderles ropa barata.

La policía puso a la pareja bajo vigilancia después de que los registros telefónicos mostraron que tenían contactos con tres mujeres desaparecidas. El jueves, la policía los atrapó saliendo de una casa con un cochecito de bebé cargando bolsas de plástico con partes del cuerpo humano desmembradas que la pareja tenía la intención de desechar en un lote vacío cercano.



La policía dijo que fueron al lote y encontraron más partes del cuerpo, pero estaban en tan malas condiciones que se necesitarían pruebas forenses para identificarlas.

La policía dijo que la pareja reconoció haber desechado otros cuerpos de manera similar; Gómez dijo el lunes que los investigadores han encontrado más restos desmembrados en dos casas.

Gómez dijo que el hombre confesó haber abusado sexualmente de algunas de las víctimas antes de matarlas. La mayoría eran madres solteras, y la pareja aparentemente atraía a sus víctimas con ofertas de ropa de bebé barata.

La pareja, que fue identificada solo con su primer nombre en una declaración policial como Juan Carlos N y Patricia N, también confesó que le habían vendido a otra pareja el bebé de 2 meses de una de las mujeres que mataron. El bebé fue recuperado y la otra pareja fue detenida.

El Estado de México, que limita con la Ciudad de México al este, al norte y al oeste, ha sufrido oleadas de asesinatos de mujeres en los últimos años.