Después de las protestas en Santa Clara, la ciudad de Bayamo permanece con calles cerradas luego de que un grupo de cocheros las bloquearan para protestar por un aumento considerable de los impuestos. La protesta comenzó a las 6 a.m. del miércoles. Los cocheros estaban furiosos porque la tarifa de su licencia mensual subió de 120 pesos a 571 pesos cubanos lo cual es un aumento descomunal. Al parecer el descontento es generalizado, el gobierno de Cuba hace reformas que solo benefician al gobierno y el pueblo va perdiendo ese miedo a protestar y a no dejarse abusar. Según reportes varios sectores han protestado en los últimos días por diferentes razones relacionadas a la actividad económica privada donde los impuestos suben y las regulaciones no disminuyen. El pueblo empieza a meterle presión al gobierno y veremos qué pasara en los próximos días.