A sus 90 años de edad falleció el miércoles 23 de mayo, Luis Posada Carriles en Hospital Memorial Regional, de la ciudad de Hollywood, en el sur de la Florida; los últimos años de su vida los pasó en un hogar de cuidados especiales para veteranos de guerra en el condado Broward, al norte de Miami.

Al funeral del ex agente de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) y luchador anticastrista, asistieron más un de millar de personas, Martí Noticias resalta, que en su mayoría exiliados cubanos.

Además de amigos y familiares, acudieron opositores al régimen de La Habana, ex presos políticos, funcionarios públicos y miembros de la Brigada de Asalto 2506, de la que formó parte Posada Carriles, la ceremonia tuvo lugar en la funeraria Caballero Rivero de La Pequeña Habana.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Personalidades del exilio pronunciaron algunas palabras en honor al fallecido, una de ellas fue la ex prisionera de consciencia, Cary Roque, periodista de Martí Noticias, de Posada Carriles dijo “no tenía una lucha personal contra Fidel Castro, como suele decirse, no era un anticastrista sino un luchador contra el comunismo internacional, que es mucho más”.

Enrique G. Encinosa, escritor cubano radicado en Miami, expresó: “la verdad no es importante para el comunismo. Lo importante es que la propaganda sea efectiva”.

“El régimen castrista se ha pasado una eternidad hablando mentiras sobre Luis Posada. En el caso del avión de Barbados lo acusan de terrorista, sin embargo fue absuelto en dos juicios militares en Venezuela. Y el gobierno de Venezuela no lo soltaba de la cárcel por tener mucha presión del régimen castrista, que querían extraditarlo y fusilarlo en Cuba. Luis de ahí se escapó después de haber sido el jefe de contra-espionaje del gobierno de Venezuela. Se escapó de la prisión después de ocho años”, añadió.

Luis Posada Carriles nació en Cienfuegos en 1928, el medio de Miami detalla que fue acusado por Fidel Castro y su dictadura de derribar un avión cubano de pasajeros en 1976, hecho que siempre negó en vida, también lo culparon de organizar ataques con explosivos a hoteles habaneros a fines de la década del 90.

El ex agente de la CIA cursó estudios primarios y secundarios en colegios religiosos, en la Universidad de La Habana estudió Química, y llegó a trabajar como supervisor de de Firestone Tire and Rubber Company.

Se unió a grupos clandestinos y se hizo activista cuando Fidel Castro llegó al poder en 1959, por su activismo fue condenado a prisión, más tarde pudo solicitar asilo en México, y al arribar a EEUU recibió entrenamiento militar.

Durante las décadas de 1960 y 1970 realizó operaciones de contra-espionaje como agente de la CIA, desactivó grupos subversivos y terroristas de tendencia izquierdista en la región, la mayoría entrenados por el régimen cubano.

(Con información de Martí Noticias)