Más de 70 familias cubanas viven en una escuela abandonada un pueblito escondido cerca de la carretera que conecta las provincias cubanas de Artemisa con La Habana reportó Martí Noticias.

Una población de más de 200 personas que incluyen Niños y ancianos viven en un preuniversitario en el campo que fue convertido en edificio multifamiliar para vecinos de la zona.

“Yo me metí aquí a la fuerza porque no tenía donde vivir, y nadie nos quería ayudar. Nosotros pasamos mucho trabajo porque aquí no pasa ni el panadero, y cuando alguien intenta hacer algún negocio para subsistir, enseguida llaman a la policía” dijo una persona que vive en la escuela.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Dicen que nos van a dar los papeles de la propiedad de la casa a cada familia, pero yo realmente no tengo esperanzas, de todas maneras, de aquí no me saca nadie”, aseguró.

“Muchas veces mis hijos se tienen que pasar el día sin comer porque el dinero solo alcanza para el transporte cuando van a la escuela. Yo soy profesora y pago un crédito al banco. El salario se me reduce a unos 300 pesos, y con eso nos da apenas para subsistir”, dijo otra miembro de las familias que viven en pésimas condiciones.