Las nuevas medidas anunciadas ayer por el Departamento de Estado afectarán a más de 1.5 millones de cubanos que residen en Estados Unidos.

Un estudio publicado en el 2015 por Pew Research Center titulado “Como la población hispana está cambiando” establece que en Estados Unidos hay 2.1 millones de cubanos y de ellos el 77% son ciudadanos estadounidenses.

Ese 77% de cubanos tendrá que seguir al pie de la letra las nuevas disposiciones del gobierno de Estados Unidos o arriesgarse a enfrentar problemas legales por violar las reglas del Departamento del Tesoro.

Los cubanos que viajen a la isla no podrán hospedarse en los hoteles señalados por tener relación con los órganos represores del gobierno de Cuba ni comprar artículos o servicios en empresas o tiendas en la misma categoría.

Los cubanos que decidan viajar a la isla a partir de hoy 9 de noviembre deberán prestar especial atención a la lista de empresas prohibidas por el gobierno de Estados Unidos.