Un informe del Departamento del Tesoro encontró que 1.4 millones de personas indocumentadas usan números de seguro social robados para presentar sus impuestos cada año, reporto The Washington Time.

“Los casos de robo de identidad pueden causar una carga significativa para los contribuyentes inocentes, incluyendo el cálculo incorrecto de los impuestos sobre la base de ingresos que no les pertenece”, dijo J. Russell George, inspector general del Departamento del Tesoro.

El IRS asegura que sólo logró identificar a la mitad de los 1.4 millones de personas que fueron afectadas por el uso fraudulento de su tarjeta de seguro social en su investigación de 2015.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El informe asegura que muchos indocumentados presentan formularios de impuestos utilizando el Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN). Pero en los formularios declaran ingresos con planillas W-2 que tienen los números de seguro social que han contraído de forma ilegal para pasar los chequeo que hacen los empleadores sobre la permanencia legal en EEUU del trabajador.