El senador cubanoamericano, Marco Rubio, hablo en senado de Estados Unidos sobre la masacre en Florida e intento alejar debate sobre medidas que pongan control sobre la ventad e armas.

Según el senador Rubio ninguna de las propuestas presentadas para regular la venta de armas habría impedido la masacre en Florida.

Marco Rubio intento todo el tiempo durante su presentación quedar bien con “dios” y con el “diablo” por un lado decía que no hay forma de prevenirlo y por otro que no quiere decir que no se intente hacer algo.

Marco Rubio es uno de los senadores que más dinero recibe de la Asociación Nacional del Rifle.