El ex jugador de fútbol argentino Diego Armando Maradona anunció este viernes que viajaba a Cuba para “trabajar”, según publicó en su cuenta oficial de Facebook.

Asimismo, señaló que regresaba “a la tierra de alguien que me trató como un hijo y que ya no está”, en referencia al recientemente fallecido dictador Fidel Castro.

Sobre los motivos de este “viaje de trabajo”, el futbolista no dio muchos detalles.

De acuerdo con el diario La Nación, este fin de semana, Maradona brindó una entrevista desde la Isla a un programa televisivo argentino al que reveló que en los próximos días viajaría a Rusia “para reunirse con el presidente Vladimir Putin”.

“Soy fanático de Putin y me encantaría. Todo puede ser. Ya me habían hablado hace dos meses. Lo importante es estar al lado de él, poder hablar”, señaló sobre la posibilidad de colaborar en la organización de la copa mundial de la FIFA que se celebrará entre el 14 de junio y el 15 de julio de 2018 en varias ciudades rusas.

Interrogado sobre la política argentina y la reciente decisión de Cristina Kirchner de ser candidata a senadora nacional, respondió que era “fantástica” esta iniciativa.

Asimismo, en esta entrevista se refirió a problemas con su expareja, Claudia Villafañe, a la que acusa de supuestas irregularidades en la división de bienes gananciales.

Además de amigo personal del dictador, Maradona es un gran admirador de la Revolución cubana y lleva tatuados los rostros de Fidel, en una pierna, y de Ernesto Che Guevara, en un brazo.