Un pequeño de cinco años que visitaba el Zoológico de Nashville en el estado de Tennessee se detuvo delante de la pantalla de los osos y al ver que uno de ellos se aproximaba comenzó a saltar de la emoción. El oso, sorprendentemente, comenzó a imitar los saltos del pequeño.

El protagonista de esta historia es el oso Luka, famoso ya en el zoo por su alegre carácter.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Luka nació en el zoológico de Phoenix en el 2013. Desde sus primeros días demostró un carácter muy alegre y afable. Sus cuidadores cuentan como siempre fue muy cariñoso, y como durante la celebración de su primer cumpleaños el osito la pasó de maravillas con un cake de frutas que le regalaron.

Luka llegó a Nashville en el 2015. Fue trasladado allí con el propósito de relacionarlo con otros osos de su especie y con esperanzas de hacerlo procrear.

El video ha recibido críticas por parte de personas en contra del cautiverio de las especies. Según expertos, a pesar de los buenos cuidados que estos animales puedan recibir y aunque luzca tierno cuando interactúan de esta forma con los humanos, dicho comportamiento podría ser indicador de ciertas condiciones más serias en su salud física y mental.