El lunes 6 de noviembre, en la tarde, la policía invadió la vivienda del artista plástico Luis Manuel Otero Alcántara, donde tenía previsto realizar una conferencia de prensa. Las autoridades hallaron unos sacos de cemento viejo y húmedo, y lo condujeron detenido a la estación de policía de Cuba y Chacón, en la Habana Vieja.

Yanelis Núñez, la pareja del artista fue interrogada por ser “supuesta testigo del delito”.

Según algunas fuentes, los hechos ocurrieron para impedir que Otero realice la #00 Bienal de La Habana alternativa, que estaba organizando tras la cancelación del evento oficial.

Los policías le dijeron a Núñez, tras dos horas de espera que “ellos no tenían nada que ver con asuntos políticos, que ellos no querían detener ningún evento”, y le aseguraron que el artista estaría fuera de la cárcel ayer martes.

Sin embargo, el joven será trasladado al centro de detención conocido como “El Vivac”, y el próximo viernes será juzgado por el delito de “receptación”.

Los cuatro sacos de cemento que fueron hallados en la casa de Otero Alcántara, fueron comprados por una de sus tías en un rastro de materiales de construcción, afirman los familiares.

La pareja del creador cubano menciona la larga lista de artistas que en la Isla han sido juzgados y encarcelados por su expresión artística y opiniones políticas.

(Con información de Cubanet)