De acuerdo a un análisis de The Associated Press, los seis principales bancos de EEUU recibieron grandes ganancias en el primer trimestre de 2018, luego de que Donald Trump aprobara la reforma tributaria.

Gracias a la reforma fiscal que el presidente estadounidense firmó en diciembre, esas instituciones se ahorraron miles de millones de dólares en impuestos, aunque parte de las ganancias se deben a las más altas tasas de interés que les permitieron a los bancos cobrar más por préstamos otorgados.

Según The Associated Press, los bancos estadounidenses se ahorraron mínimo 3.590 millones de dólares el trimestre pasado.

JPMorgan Chase, Citigroup, Wells Fargo, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Bank of America, son los seis bancos más grandes que cotizan en bolsa, y por lo general son los primeros en publicar sus reportes de ganancias anuales.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

De enero a marzo, sus reportes relativos brindan una hojeada temprana a cómo la reforma fiscal está incidiendo en los resultados financieros de las grandes corporaciones, recoge El Nuevo Herald.

Mientras antes de la reforma del código tributario, las entidades bancarias pagaban entre el 28% y el 31% de sus ingresos anuales en impuestos corporativos, resultados dados a conocer esta semana muestran cuánto han bajado esos niveles.

Por su parte JPMorgan Chase pagó una tasa de 18,3%, Goldman Sachs 17,2% y el que más pagó fue Citigroup, con 23,7%.

(Con información de El Nuevo Herald)