Este viernes el Senado aprobó un presupuesto de 4 billones de dólares para el año fiscal 2018.

Los republicanos logran la probación en la Cámara Alta con 51 votos a favor y 49 en contra, a pesar de la negativa del senador ultraconservador Rand Paul, que cuestionó un gasto según él “excesivo” en las cuentas.

Además del presupuesto, los republicanos lograron aprobar enmiendas que permitirán ajustar su propuesta con la ya aprobada en la Cámara Baja, que incluía 622.000 millones de dólares para Defensa.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

De igual modo aprobaron otra enmienda que consentirá aprobar la futura reforma fiscal con una mayoría simple de 51 votos, en lugar de los habituales 60 que se necesitaban.

Esto puede contribuir a la tan anhelada reforma fiscal que promete el presidente estadounidense, Donald Trump.

En una nota, Trump “aplaudió” que se aprobara el presupuesto.

“Este acuerdo abre un camino para aprovechar el potencial de la economía estadounidense a través de la reforma fiscal y de reducción de impuestos, simplificando el código impositivo y proporcionando un alivio financiero para las familias y haciendo que las empresas estadounidenses sean competitivas a nivel mundial”, subrayó.

Mitch McConell, líder republicano en la Cámara Alta defendió que la reforma fiscal tiene como único objetivo que el país “vuelva a crecer”.

(Con información de Diario Las Américas)