Comentaristas del sitio especializado en aviación comercial Airlines.net han reportado que la compañía Delta ha solicitado autorización del Departamento de Transporte de EE.UU. para realizar viajes a Cuba desde Atlanta y Miami en aviones mas pequeños.

Se cree que la idea de sustituir los vuelos mas grandes por mas pequeños es debido a una caída en la demanda de los pasajes. Si este cambio fuese aprobado por el Departamento de Transporte podría implicar una alta en los costos de los pasajes, particularmente en meses de mayor demanda, ya que hubiese menos asientos disponibles.

Al momento, los aviones que Delta utiliza en sus vuelos a la isla, los A319, tienen una capacidad de 160 pasajeros. Las aeronaves propuestas, CRJ, solo pueden acomodar a 76 pasajeros, lo cual implica una reducción de pasaje de más de la mitad.

Los visitantes de Estados Unidos, sin incluir los de origen cubano, cayeron a 98.000 en los primeros tres meses del año frente a 160.000 del mismo periodo del 2017. A este factor vale la pena sumar las nuevas medidas de la administración del presidente Trump, así como las alertas de viajes emitidas por el Departamento de Estado con relación a los alarmantes problemas de salud de los diplomáticos americanos. Estos podrían ser factores influyentes a la hora de tomar la decisión de viajar a la isla en calidad de turista.

Según reportara AméricaTeve, el grupo consultor The Havana Consulting Group ha reportado una reducción paralela de los vuelos desde Estados Unidos a Cuba en el período, de 4.383 en ese lapso de 2017, a 2.819 de enero a marzo de 2018, para una caída del 35.6 %.