“Me había tocado lanzar con las series arriba todo el tiempo. Vi los juegos de ellos contra Magallanes y contra Caracas y pude hacer los ajustes”, comentó el cubano Jorge Martínez a la prensa.

El serpentinero de 32 años lanzó 5.2 entradas sin tolerar carreras, y su compatriota Henry Urrutia pegó un vuelacercas de dos carreras, y los Cardenales de Lara blanquearon este domingo por 4-0 a los Caribes de Anzoátegui, para igualar 1-1 la serie final de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

El cubano permitió dos sencillos ante la ofensiva aborigen, cuya parte gruesa consiguió esta jornada solo un imparable en diez apariciones en la caja de bateo.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Los ‘playoffs’ son más mentales que físicos. Salgo a la loma convencido de que la presión la tiene el bateador y no el ‘pitcher’, porque las carreras que impulse serán más importantes”, agregó.

La ofensiva de Urrutia respaldó la buena labor de Martínez, sumándole que el poderoso bateador conectó un sencillo y negoció dos pasaportes.

El martes continuará la serie final de la LVBP, con el primer choque de los tres previstos en Puerto La Cruz, sede de los Caribes.

El invicto tendrá la oportunidad de representar a Venezuela en la próxima Serie del Caribe, que se realizará en México.

(Con información de Martí Noticias)