Aunque oficialmente la temporada ciclónica comenzó el 1 de junio, cubanos entrevistados por Martí Noticias, comentaron que las autoridades cubanas no están tomando las medidas necesarias para prepararse.

La basura es predominante en las calles de La Habana, explicaba la reportera de la agencia independiente en Cuba que realizaba el reportaje para el medio de Miami.

Las inundaciones por las lluvias recientes han tupido las tuberías, que ya se encuentran en mal estado, dada la cantidad de años sin reparaciones, o cambio de las mismas.

Una trabajadora de salud pública entrevistada dijo que la basura en la capital cubana está en aumento, que no es visible que las autoridades hagan algo por recoger los desechos, y que existe gran preocupación porque esto puede traer como consecuencia aumento de las enfermedades vectoriales, “no estamos preparados para enfrentar la temporada ciclónica”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La reportera detalla que cuando hay derrumbes en Cuba, los escombros permanecen allí por “meses o años y con el paso del tiempo se convierten en un vertedero”.

Con el huracán Irma, la prensa sacó a la luz imágenes que impactaron al mundo, donde se veía la basura en medio del agua, lo que ocasiona contaminación e incluso podría desatar una crisis sanitaria.

Entrevistados se quejaron de que la basura en las calles habaneras se encuentra por doquier, y que ello contribuye a las epidemias.

La temporada ciclónica ha llegado a Cuba, y hay cientos de familias que viven en hogares con condiciones precarias, con un fondo habitacional que enfrenta quizás el peor de los momentos de la historia del país, edificios viejos y apuntalados, y escasas construcciones para la población.

En otros reportajes familias cubanas han contado que llevan hasta 32 años albergados en insalubres recintos estatales, sin esperanza de poder recuperar su vivienda.

(Con información de Martí Noticias)