Con cuatro peleas durante el 2016 y su tercer desafío de la temporada este 26 de septiembre contra Eduardo Ramírez en el Cannery Hotel y Casino de Las Vegas, el boxeador cubano Ledúan Barthelemy despunta como uno de lo más multifacéticos.

“Con cada pelea que pasa me acerco más a mi deseo de pelear por un título del mundo. Eduardo Ramírez es un boxeador peligroso, un paso enorme en mi carrera, pero ante él demostraré que soy el mejor prospecto de las 126 libras”, dijo el cubano.

Según informa El Nuevo Herald, el siguiente cara a cara lo llevará al cuadrilátero con un rival invicto en una pelea que se transmitirá en todo Estados Unidos por FOX y FOC Deportes en Premier Boxing Champions.

Barthelemy se enfrenta a un rival invicto y que se ha enfrentado a otros boxeadores mexicanos, lo que lo destaca como un contrincante diferente.

“Un triunfo el 26 de septiembre me puede catapultar a las puertas de una corona mundial. Creo que este es el tipo de oponente que necesitaba para ganarme la atención de todos”, señaló.