Para los estadounidenses, la profesión más respetada es la enfermería. Gallup realizó una encuesta entre el 4 y el 11 de diciembre, el 82% estuvo de acuerdo en este aspecto, acotaron que los estándares de ética y honestidad de los enfermeros son altos o muy altos.

Un 16% dijo que eran regulares, y sólo un 2% los consideró muy bajos.

La consultora realiza anualmente este estudio de opinión pública desde hace dieciséis años, el mismo repasa el prestigio que las personas le asignan a 22 profesiones en Estados Unidos.

La enfermería como profesión siempre ha estado en los primeros lugares del ranking, exceptuando el año 2001, cuando se empezó a calificar a los bomberos, quienes alcanzaron un 90% de reconocimiento luego de su trabajo tras los ataques del 11 de septiembre a las Torres Gemelas.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Los militares estadounidenses ocupan el segundo lugar, con un 71%. Detrás se ubican los maestros, médicos, farmacéuticos, policías, cuidadores de niños, jueces y sacerdotes, evaluando la ética y honestidad.

En relación a la estimación publica, el prestigio de los religiosos decayó bastante. El 67% los consideraba altamente honestos en 1985, 25 puntos más que en la actualidad.

De acuerdo al estudio, es una consecuencia de las denuncias por abuso sexual a menores, que han salido a la luz en los últimos años.

Según Gallup, la profesión con mayor rechazo es la de congresista. El 60% de los estadounidenses, creen que sus estándares éticos son bajos o muy bajos. Sólo el 11% de los norteamericanos opinan que son altos o muy altos.

Dentro de otras profesiones poco valoradas están, las de vendedor de autos, publicista, ejecutivo, abogado y político a nivel de estado.

(Con información de Infobae)