Luego de un año de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, ayer martes en la noche ofreció su primer discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso.

Su discurso se ha convertido en el más tuiteado de la historia, con 4,5 millones de mensajes, dado el anuncio de Twitter.

Trump defendió los logros que ha tenido durante su primer año en la Casa Blanca, definió prioridades y desveló su plan de infraestructuras.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Aquí les presentamos las diez principales ideas que pronunció durante su alocución de 80 minutos de duración:

“Desde las elecciones, hemos creado 2.4 millones” de empleo, solamente en la industria se han incluido 200 mil nuevos puestos, dijo Trump.

Señaló que la “percepción de subsidios de desempleo ha alcanzado su punto más bajo en 45 años. La tasa de paro entre los afroestadounidenses es las más baja jamás registrada, y la de los hispanoestadounidenses también ha llegado a los niveles más bajos de la historia”.

“Con el fin de rebajar los tipos fiscales a los estadounidenses que tanto trabajan, prácticamente hemos duplicado la deducción estándar a todo el mundo. En la actualidad, los primeros 24.000 dólares de ingresos de un matrimonio están totalmente libres de impuestos”, resaltó.

El presidente subrayó que han “rebajado el impuesto sobre sociedades del 35% hasta el 21%, de manera que las empresas estadounidenses puedan competir y ganar frente a cualquiera en el mundo. Se calcula que solamente con estos cambios, los ingresos medios de una familia aumentarán en más de 4.000 dólares. Las pequeñas empresas también se han beneficiado de una considerable rebaja fiscal, y ahora pueden desgravar el 20% de los ingresos de su negocio”.

Mencionó también que una de sus prioridades es reducir el precio de los medicamentos que se venden por receta médica, y que por ello ha ordenado a su administración que convierta en una de sus principales prioridades bajar los precios de los fármacos.

Obviamente hizo clara alusión a uno de los temas más álgidos, y polémicos del momento, las cuestiones migratorias, en referencia dijo:

“Estos son los cuatro pilares de nuestro plan migratorio. El primer pilar de nuestro marco ofrece generosamente una senda para la obtención de la ciudadanía a 1.8 millones de inmigrantes ilegales traídos aquí por sus padres cuando eran muy jóvenes. El segundo pilar asegura por completo la frontera. El tercer pilar pone fin a la lotería de visados. El cuarto y último pilar protege la familia nuclear poniendo fin a la inmigración en cadena”.

“En todo el mundo, nos enfrentamos a regímenes díscolos, a grupos terroristas y a rivales como China y Rusia que desafían nuestros intereses, nuestra economía y nuestros valores”, fue otra de las frases que se resumen como clave en su alocución.

De igual modo expresó que acababa de firmar una orden para que el Secretario Mattis revisara la política de detención, y “mantener abiertas nuestras instalaciones de detención en la Bahía de Guantánamo”.

Hizo especial énfasis sobre las duras sanciones que su Gobierno ha impuesto a las dictaduras de Venezuela y Cuba.

Sobre la crisis con el régimen Pionyang dijo: “La temeraria carrera de Corea del Norte por conseguir misiles nucleares podría ser muy pronto una amenaza para nuestra patria. Estamos llevando a cabo una campaña de máxima presión para impedir que eso suceda. Las experiencias del pasado nos han enseñado que la complacencia y las concesiones solo invitan a la agresión y a la provocación. No repetiré los errores de pasados Gobiernos que nos han llevado a esta peligrosa posición”.

(Con información de Diario Las Américas y El Heraldo)