Una foto de un niño llorando en una jaula que se está compartiendo en las redes sociales como un momento aparentemente desgarrador de la política de inmigración de “cero tolerancia” de la Casa Blanca, que separa a los padres y niños indocumentados en la frontera no pertenece a este hecho.

Solo hay un problema: la imagen se saca completamente de contexto y no muestra lo que se pretende mostrar. Algunos de los que lo comparten afirman que la imagen representa a un niño detenido por el ICE bajo la nueva política de la administración Trump de referir a todas las personas que cruzan la frontera ilegalmente para su enjuiciamiento criminal.

El periodista y cineasta José Antonio Vargas publicó la foto la semana pasada en Twitter, diciendo: “Esto es lo que sucede cuando un gobierno cree que las personas son ‘ilegales’. Niños enjaulados”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Sin embargo, la imagen fue tomada durante una protesta del 10 de junio contra las políticas de inmigración de la Casa Blanca en el Ayuntamiento de Dallas, según lo informado por primera vez por el sitio de comprobación de hechos Snopes.

Otras fotos de Facebook de la protesta, muestran al mismo niño fuera de la jaula mientras los activistas sostienen carteles instando a la Casa Blanca a “dejar de separar a las familias”.

“Se confundió sobre cómo salir (de la jaula) y lloró cuando vio a su madre”, dijo la persona que tomo la foto. “Solo estuvo allí unos 30 segundos”.

“Publiqué esto en mi perfil personal y no fue público, sino solo amigos. Lo compartieron. Algunos lo compartieron sin mi comentario”, dijo. Pero la imagen “ayudó a llamar la atención sobre la difícil situación de los niños indocumentados”, agregó.

Vargas dijo más tarde que se dio cuenta de que la foto del niño en la jaula era engañosa, pero defendió su derecho a compartirla para hacer llamar la atención.