Marie-Thérèse Sévigny, turista canadiense denunció mediante las redes sociales las malas condiciones que experimentó durante el hospedaje en un hotel en Varadero.

La visitante relató a TVA Nouvelles, que su viaje a Cuba, le dejó un amargo recuerdo, en lo que al hotel se refiere.

Sévigny, acostumbrada a la modalidad de todo incluido, estaba emocionada con su viaje número 16 a la Mayor de las Antillas, y publicó un vídeo en su perfil de Facebook, donde muestra la habitación en la que se alojó.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La mujer dijo: “Cuando levantamos las sábanas, vimos que las fundas de las almohadas no estaban limpias. Cuando quitamos las fundas, vimos que las almohadas estaban cubiertas de moho, llenas de manchas y gotas de sangre”.

La turista reservó sus habitaciones en el Hotel Sol Sirenas Coral a través de la agencia Constellation, desde Quebec.

El paquete del hotel tenía un precio de 580 dólares; y el vídeo compartido por Marie en Facebook muestra además que el teléfono de la habitación no funcionaba, no había agua, y frente al balcón de su recámara había andamios para la restauración de la instalación.

La canadiense se quejó, pero aún así tuvo que pagar 400 dólares para que la cambiaran de habitación.

El Sol Sirenas Coral no tiene buenos comentarios de otros turistas que se han alojado allí.

(Con información de Cubanet)