Conocida como “La Señorita Dayana”, la reguetonera cubana ha sido seleccionada por el diario independiente cubano 14ymedio como uno de los rostros de 2017.

La publicación la define como “joven, atrevida y feminista”, ya que mediante su música reivindica la figura de la mujer dentro del género urbano.

Según 14ymedio, Dayana Chávez se opone al rol asignado a las féminas, a quienes se identifican como “objetos del deseo sexual de los hombres”.

La cantante nació en Las Tunas, en enero de 1984, más tarde se trasladaría a Siboney, en la provincia de Camagüey, junto a su familia. En esa localidad se inició en al arte.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La reguetonera se graduó de la Escuela Nacional de Arte (ENA), pero allí cursó estudios como bailarina, sin embargo un proyecto en conjunto con Adriano Dj, hizo que alcanzara popularidad en el medio.

Havaneando otorgó el premio Top Ten en 2016 a “La Señorita Dayana”, por el auge de sus temas musicales, algunos de ellos son: “A ti lo que te duele” y “La mentira”.

La cantante se encuentra en la cúspide del éxito a nivel nacional, sus canciones se escuchan a lo largo y ancho de la Mayor de las Antillas, ha tenido la oportunidad de compartir escenario con Gente de Zona, El Chacal, Zenaida Armenteros, entre otros artistas.

En septiembre, la artista abandonó un programa de televisión en Miami, cuando le hablaron de temas políticos, cuando fue interrogada sobre la venta de donaciones por parte del Gobierno cubano a los damnificados del huracán Irma.

La reguetonera le dijo a María Laira, la presentadora de Arrebatados, de América TeVé, que ella no entendía el reportaje, que había ido al programa a hablar de música, no de política.

La actitud de Dayana causó gran polémica en Miami, pues le recriminaron que hiciera como la gran mayoría de los artistas cubanos que se presentan en la ciudad del sol, que actúan allí, se aprovechan del dinero proveniente del exilio, y luego se marchan a la Isla, a vivir bien, sin importarle la precariedad que sufre el pueblo; no enjuician a la dictadura, y se limitan a hablar de lo que les conviene. “La señorita Dayana”, dejó sola a la conductora del show, a los periodistas con la palabra en la boca, y se marchó.

(Con información de 14ymedio)