Alexa Durán, la estudiante de FIU (Universidad Internacional de la Florida), es la primera víctima identificada de las seis personas confirmadas muertas ayer en el derrumbe del puente peatonal en Miami.

La joven de 18 años conducía su Toyota SUV gris bajo un puente peatonal frente a la universidad el jueves cuando colapsó, el automóvil quedó atrapado bajo los escombros.

Su padre, Orlando Durán, confirmó el viernes por la tarde la muerte de Alexa al Nuevo Herald.

El padre de la estudiante habló con el diario miamense de Londres, donde se encontraba al recibir la triste noticia: “Mi niña quedó atrapada en el automóvil y no pudo salir. Murió cuando el puente se derrumbó sobre su automóvil”, detalló.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Este va a ser el viaje más largo y más triste de mi vida. No quiero volver”, dijo mientras esperaba su vuelo a casa.

Alexa Durán conducía más allá de FIU con su amigo Richard Humble, que estaba en el asiento del acompañante, cuando el puente se derrumbó, según su amigo Manny Pérez. Humble pudo salir del automóvil, pero no pudo sacar a la chica.

El sobreviviente sufrió algunas lesiones y está con un collarín y un soporte para la pierna, se encuentra en condiciones estables.

“La forma en que cayó el puente, cayó en el lado del conductor”, explicó Pérez, hablando con el Miami Herald el jueves por la noche fuera del centro de reunificación familiar de FIU.

Él y otra amiga, Lynnet Gómez, ambos estudiantes de la universidad, habían venido al centro en busca de información sobre el paradero de Alexa.

Gómez describió a la joven fallecida como “una persona increíble”.

“Ella era la persona más divertida que he conocido”, acotó.

La víctima mortal fue estudiante de primer año de ciencias políticas en FIU y conoció a Gómez durante la orientación de primer año en 2017. Ambas chicas estaban en la última clase de compromiso para la hermandad Alpha Xi Delta en FIU.

Durán se inscribió en FIU después de asistir a la Escuela Secundaria Arzobispal Edward A. McCarthy en Southwest Ranches. También asistió a la escuela secundaria Country Club en el condado no incorporado de Miami-Dade, según su perfil de Facebook.

Alexa “era una de esas personas que iluminaba cualquier habitación, cualquier circunstancia, situación”, confesó Manny Pérez estudiante y amigo de la fallecida.

(Con información de El Nuevo Herald)