Varios funcionarios cercanos a la Administración de Donald Trump, fueron entrevistados por Martí Noticias, en la Casa Blanca, y ellos dejaron saber qué piensa el actual Gobierno estadounidense del régimen de La Habana.

Según la Administración Trump, no es creíble, que el Gobierno cubano no sepa lo que ocurre en la Isla, y en especial, alrededor de los diplomáticos más vigilados, los estadounidenses.

Carlos Díaz Rosillo, asistente especial del presidente Donald Trump, dijo: “Extremadamente preocupante, tomamos la salud de nuestros diplomáticos, y de cualquier norteamericano muy en serio. Y como he dicho en otras ocasiones, y como el presidente sobre todo ha dicho, es difícil creer que en un gobierno en el cual los dirigentes saben absolutamente todo, no tengan información al respecto, pero bueno hay que esperar a que concluya esta investigación para saber exactamente qué pasó”.

Sobre las nuevas medidas del Gobierno americano, Rosillo explicó: “Yo no veo un retroceso, sino un adelanto a donde tienen que estar (en referencia a las relaciones Cuba-Estados Unidos). El presidente fue a Miami en junio, para anunciar su nueva política, y le pidió a los Departamentos de Comercio, Estado y del Tesoro, que redacten estas regulaciones. Es importante destacar que estas regulaciones son un documento que va a ser actualizado permanentemente; pudimos publicar 180 entidades que según el Departamento de Estado son entidades que benefician desproporcionadamente a los militares; y mientras nos enteremos de que haya otras entidades, vamos a investigar, y las vamos a incluir”.

El cubanoamericano también habló de la injerencia del castrismo en Venezuela, y que se trata de una situación preocupante, porque conlleva a la inestabilidad en la región, y en el caso de Venezuela, que no es el único caso, pero si el más dramático, porque puede verse que la democracia en la nación suramericana ha desaparecido.

La libertad de Cuba es la premisa de las nuevas medidas del Gobierno de Trump, Rosillo quiso enviar para concluir la entrevista un mensaje al pueblo cubano, que ratifica que el Gobierno americano está con ellos, y que persistirán los contactos que “puedan abrir los ojos al pueblo acerca de los beneficios del sistema democrático”.

Helen Aguirre Ferré, portavoz de Asuntos Hispanos en la Casa Blanca, dijo que “el experimento de Obama hacia Cuba no funcionó, todo lo contrario, aumentó la represión en contra del pueblo, y se ha terminado enriqueciendo más el régimen cubano, es lo que más nos ha dolido de esta política, y de ahí las sanciones hacia Cuba”.

(Con información de Martí Noticias)