A propósito de la visita de Federica Mogherini, jefa de la diplomacia europea a La Habana, el Foro por los Derechos y Libertades (ForoDyL), ha condenado a la UE por “seguir oxigenando a un régimen al que ya incluso se le avizora su final”.

“Casi 60 años de totalitarismo no son suficientes para que la UE condene y sancione a la dictadura de la familia Castro. Una dictadura que persistentemente ha ocasionado, en todos los aspectos, un terrible daño al pueblo cubano e incluso a otros países de la región”, hizo público ForoDyL.

Para el movimiento opositor, la UE “se alineó a la política de la anterior Administración norteamericana desechando la denominada ‘Posición Común’, donde el tema de los derechos y libertades fundamentales era prioridad, para brindarle al régimen toda legitimidad en detrimento de los cubanos”.

Calificado de “inexplicable” la afirmación de que en Cuba existe una “democracia de partido único”, el bloque ha decidido hacerse de la vista gorda, en pos de intereses económicos, haciendo caso omiso a las libertades de los cubanos anuladas a diario por el régimen.

ForoDyL lamenta que la UE siga “enfrascada en continuar adelante con el ‘Acuerdo Bilateral’ a pesar de que el régimen de los Castro se empeña en consolidar su dinastía tropical y viola las reglas básicas que los europeos exigen a otros países en sus acuerdos y convenios”.

“Recordamos asimismo que empresas del viejo continente han sido cómplices, durante décadas, de las violaciones de los derechos laborales básicos establecidos por los tratados internacionales”, apuntó.

El Foro no dudo en comparar la política del bloque europeo con la postura asumida por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“El nuevo Gobierno de EEUU ha dado un giro efectivo a su política hacia Cuba priorizando los derechos humanos y ubicando en la escena política a cada actor en el papel que le corresponde. Hasta el presente, la Unión Europea prefiere desconocer a la oposición cubana, a la sociedad civil y brindar todo el apoyo a la dictadura”, sentenció.

“Esperamos que muy pronto la política de la Unión Europea retome su coherencia, rectificando un rumbo que en nada ha favorecido al cambio democrático en nuestro país”, acotó.

“El pueblo cubano sabrá valorar quiénes han extendido su mano y brindado solidaridad en momentos cruciales, sabrá quiénes fueron nuestros aliados y quiénes serán nuestros principales socios para reconstruir la nación del desastre político y económico en el que nos ha hundido la dictadura más larga y despótica del hemisferio”, y con esta declaración finaliza el comunicado.

Mogherini llegará el miércoles a Cuba, en una visita oficial que comprenderá dos días, que tiene como principal intención impulsar la relación bilateral tras la firma del primer acuerdo entre la UE y el Gobierno cubano.

En su visita, la diplomática tiene previsto entrevistarse con el canciller Bruno Rodríguez, y otras autoridades del régimen, como Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional, y Rodrigo Malmierca, titular de Comercio e Inversión Extranjera.

Aunque el programa divulgado por la prensa, no incluye un encuentro entre la jefa de la diplomacia con el general Raúl Castro, es posible que el octogenario militar cubano la reciba, como ocurrió en marzo de 2016.

La visita de la funcionaria de alto rango también ha sido criticada por grupos de la oposición interna, así como por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

(Con información de Diario de Cuba)