La modelo y actriz cubana Daysi Fuentes ha construido un imperio minorista, por el que disfruta de un patrimonio valorado en $75 millones de dólares.

La celebridad de 51 años huyó junto a su familia de la Isla por causa de la dictadura que impuso Fidel Castro, primero vivieron en España, allí aprendió inglés, más tarde se mudaron a Estados Unidos, y después de convertirse en la primera VJ latina de MTV, y de promover los cosméticos Revlon, la cubana cumple su sueño americano a lo grande.

En sus años de estudiante, Daisy trabajó como chica del clima en New York para Telemundo, e inició su carrera como modelo antes de terminar la preparatoria.

Fuentes tuvo diversas propuestas más tarde para presentar destacados shows como America’s Funniest Home Videos, Miss Teen USA, Miss USA y Miss Universo.

Protagonizó su primera novela en ABC, y se ganó su propio espacio en CNBC, la oportunidad con la marca Revlon la lanzó al mundo de la belleza, poniéndose a la altura de estrellas como Halle Berry o Cindy Crawford.

Luego consiguió contratos con Pantene y American Express, en 2004 la cubanoamericana admitió que la industria de la belleza siempre le había fascinado; fue entonces que apostó al crear una línea de moda bajo su nombre.

Ella también ha tenido éxito con una línea de productos para el cuidado del cabello, llamada Daisy Fuentes Style Pro, de la que se dice es totalmente natural.

En estos momentos los productos de su marca generan hasta $ 500 millones de dólares anuales en ingresos.

Las prendas de vestir, las fragancias y gafas de sol, entre otras mercancías se venden en populares cadenas de tiendas como Kohl’s, Walmart y Amazon.com.

Por último la cubana firmó un convenio de licencia de lentes de sol con Zyloware, fabricante que también ha trabajado con American Idol, Sophia Loren y otros.

No obstante no descuida su trabajo en televisión, ya que es co-presentadora de La Voz Kids en Telemundo; y brinda consejos sobre relaciones en el segmento “Matty’s Dating Advice Corner”, además de involucrarse en labores de caridad.

(Con información de Diario Gestión)