fidel-castroA principios de los años 60 Fidel Castro comenzó a destaparse como un enemigo de los Estados Unidos y la Agencia Central de Inteligencia realizo un informe psicológico del líder cubano donde lo categoriza como un líder neurótico y narcisista, cuya única prioridad es “mantenerse en el poder”.

El informe, realizado en Octubre de 1961 determino que Castro no estaba loco pero que cuenta con una personalidad inestable vulnerable a la presión psicológica. El informe se encuentra archivado en la Biblioteca Presidencial y Museo John F. Kennedy de Boston y es actualmente un documento público. Otras de las características de Castro descritas en el informe es que necesita sentirse adorado por las masas, tiene ansias de permanecer en el poder y necesita enfrentarse a un adversario para entender que su existencia es perfecta.

“Excepcionales elementos neuróticos de su personalidad son el hambre de poder y su necesidad de reconocimiento y adulación por las masas: es incapaz de obtener completa satisfacción de cualquier otra fuente” dijo el informe. “el desvelo de Castro por el cuidado médico y la alimentación de los más pobres, por brindar igualdad de oportunidades educativas a los no privilegiados, y su deseo de ser reconocido por ellos como un hermano benevolente y protector, indica un grado de conciencia muy herida. Sus castigos extremos a las violaciones y robos hablan también de cierto grado de culpa inconsciente que tal vez pueda ser usado en su contra” continuo.

“Narcisista al extremo, en la victoria debe controlarlo todo, sin delegar autoridad. Cuando se enfrenta a la derrota, su primera preocupación es retirarse para reagrupar sus recursos” dice otro fragmento del informe.

La historia y el tiempo han dado la razono a la CIA en el perfil psicológico que hicieron de Fidel Castro.