Un juez de Estados Unidos desestimó los cargos contra el cubano Rudy Blanco, que emigró cuando el Mariel en 1980 y que se encontraba bajo la custodia de Inmigración en EEUU a la espera de una posible deportación a la Isla, reportó Florida Keys News.

Blanco fue arrestado en 1997 por un cargo relacionado con la venta de cocaína. La Justicia no lo condenó y dejó la sentencia pendiente de fallo cumpliendo 12 meses de libertad condicional, pero dejando la puerta abierta a que Inmigración lo detuviera y lo deportara.

El 9 de mayo pasado, cuando fue a la oficina del ICE en Tallahassee para su parte anual, fue detenido y le dijeron que sería deportado.

Su abogado de inmigración logro parar la deportación argumentando que fue mal asesorado por su abogado anterior en el cargo de venta de cocaína en el cual no busco desestimar la acusación.

El juez estuvo de acuerdo y dictaminó que Blanco recibió un consejo ineficaz en el caso de drogas y en cuanto a su apelación, por lo que hubo una violación a su derecho constitucional a “asistencia efectiva de abogado” bajo la Sexta Enmienda. Por ello, su condena fue anulada.

Rudy Blanco, se encuentra en libertad y a salvo de ser deportado.