Leonardo Ramírez Odio, un opositor cubano de 23 años, denunció este martes que cuando aún no se cumple una semana de su liberación, el Tribunal Municipal de Santiago de Cuba lo ha citado para el próximo 6 de noviembre bajo la causa 403/2016, acusado de Resistencia y Desobediencia.

El joven fue uno de los cuatro hombres del Comité de Ciudadanos Defensores de los Derechos Humanos (CCDH) que desde la Catedral de Santiago el pasado 26 de julio mostraron carteles y gritaron consignas contra el régimen cubano.

“A raíz del 26 de julio, en la Prisión de Aguadores me vienen amenazando con que ‘te vamos a meter preso’, y yo lo que me pregunto es ¿por qué no me procesaron, qué fue lo que pasó?”, cuestiona Leonardo entrevistado en el programa Cuba Al Día, de Radio Martí.

El joven ha tenido incidentes desde 2016 con las autoridades cubanas, cuando un señor atacaba con un tubo una (tienda) TRD frente a su vivienda, y él lo grabó con una pequeña cámara de video.

La policía le exigió que dejara de filmar y le entregara la cámara, sobre aquel entonces relata el joven:

“Me tuvieron 72 horas en la Unidad 1 de Micro 9, me decían que me iban a poner una fianza de $1500.00 pesos y les dije que no, porque eso era solo una detención arbitraria, estaban obligándome a firmar papeles, cosa que va en contra de los Derechos Humanos”, detalló el opositor y añadió que fue liberado sin cargos en esa ocasión.

Sobre la necesidad de un abogado para Ramírez Odio, el muchacho afirmó: “Cada acusado necesita un abogado, pero en mi caso yo abogo por mí, aquí en esta dictadura quién va a abogar”.

(Con información de Martí Noticias)