Joven discapacitado vive en completo desamparo en Cuba, luego que el gobierno le negara ayuda desde hace seis años, según el portal Cibercuba.

Yeyson Olivera Pérez, de 16 años, sufre Parálisis Cerebral Infantil desde su nacimiento, por negligencia médica, según testimonio de su madre, quien además se queja de que no tiene recursos para llevarlo a terapia, ni para comprar culeros.

Yeyson y sus padres viven en un antiguo taller, sin servicio sanitario, ni agua potable, que comparten con una veintena de familias.

Promesas sin cumplir es todo lo que tiene esta familia, que depende de un escuálido cheque de jubilación y se ven limitados de trabajar por las necesidades de atención al joven incapacitado.