Lilianis, una joven cubana que ha llegado a ser piloto de aviación en Cuba cuenta su historia durante una entrevista para Prensa Latina.

“Nunca pensé ni soñé ser piloto… Como dicen los viejos, todo fue cuestión del destino, del azar y de la vida”, dijo la joven cuando contaba su historia.

Lilianis comenzó a adentrarse en el mundo de la aviación cundo a los 16 años fueron a su preuniversitario a hacer captaciones para formar a mujeres como pilotos, algo raro porque antes era una profesión habitualmente asociada a los hombres.

En su trabajo ha tenido que luchar contra los prejuicios y los temores de ver una mujer joven piloteando un avión, algo que cada día es más frecuente en el mundo moderno.