Maura Pérez García, una joven cubana de 21 años, compareció en corte acusada de violencia doméstica.

El pasado 12 de mayo, Pérez García acudió a la residencia de su ex novio en Hialeah y tras una fuerte disputa verbal, le lanzó el teléfono celular a la cabeza.

El hombre, que había conseguido una orden judicial de restricción contra la mujer, llamó a la policía y Pérez García fue arrestada.