Esta fue una comparecencia del que fuera presidente de la Fundación Nacional Cubanoamericana Jorge Mas Canosa en el Congreso de los Estados Unidos defendiendo las posiciones del exilio cubano de Miami.