La actriz cubana Jacqueline Arenal reside en Bogotá, Colombia desde hace algunos años, en ese país ha protagonizado series y telenovelas, labrándose una sólida carrera profesional, como en la Isla.

Marruecos , grabando la serie “ María Magdalena “

Una publicación compartida de Jacqueline Arenal (@arenaljacqueline) el

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Por estos días la popular artista, célebre por inmortalizar el personaje de “Verena Contreras”, en la telenovela cubana Tierra Brava, ha regresado a La Habana, para grabar el filme Havana Kyrie, con los prestigiosos actores internacionales, Franco Nero y Ron Perlman, además de compartir escena con el famoso actor cubano Jorge Perugorría en la cinta italo-cubana.

En entrevista con la revista Garbos, Jacqueline contó que tuvo que realizar varias escenas en inglés, y que también ha sido un reto a nivel interpretativo compartir trabajo con artistas de la talla de Franco y Ron.

El personaje de la cubana en el filme se llama Isabel, una mujer con un hijo adolescente que aboga por la estabilidad, y que está a punto de perderla cuando el padre del muchacho aparece.

Según Garbos, la actriz de 50 años ha grabado en la ciudad donde nació, en una vetusta casa de El Vedado, en las calles de Centro Habana, a lo largo de todo el Malecón, y en otras locaciones.

Para la actriz ha sido una muy grata experiencia, que la ha llevado a reflexionar, y a decidir que quizás muy pronto vuelva a Cuba, porque en ocasiones el cariño que le manifiesta su público le hace sentir que nunca se ha ido.

“La gente me ha tratado como yo ya había olvidado que se podía tratar a un ser humano, más allá de ser una actriz. La experiencia ha sido, aunque pequeña, maravillosa. No tengo ningunas ganas de irme y me toca regresar a Colombia para terminar una grabación. Ha sido excelente el trato de la gente y la calidad profesional”.

Jacqueline ha participado en telenovelas como Sinú, río de pasiones; Tarde lo conocí, todas producidas en Colombia, sin embargo en las calles de la capital cubana la reconocen por los personajes que ha interpretado también en ese país.

“Es interesante porque pasé muchos años donde nadie sabía lo que estaba haciendo. Aquí no se ponía nada de lo que hacíamos allá. El público cubano es de una fidelidad absoluta y, además, se han enganchado mucho con la historia de esta última telenovela. Ha sido un feeling espectacular. En cada esquina hay gente diciéndome que la ha visto y le gusta, que le cuente si es una historia de la vida real. Realmente ha sido un viaje maravilloso, chiquito, pero maravilloso”, confesó.

“Esta película me asegura que volver es una buena decisión. No he vuelto del todo, pero pienso hacerlo en agosto para estar la mayor parte de mi vida en Cuba. He extrañado mucho a mi familia, mi país, mi espacio. Ha llegado un momento en que quiero regresar”, concluyó.

(Con información de Revista Garbos)