La escasez de medicamentos se está haciendo sentir en Cuba desde hace más de un año, medicinas que ni en los fatídicos años del llamado “período especial” faltaron, hoy se encuentran ausentes de las farmacias cubanas.

El Gobierno cubano sostiene que no cuenta con financiación suficiente para comprar insumos o materias primas, que sostengan su producción local, los impagos del régimen ya son famosos desde hace años, pero en este rubro aunque quizás hubiese existido el problema con anterioridad, actualmente es una constante, como directivos ya han avizorado hasta que el Estado no pague a los países que debe, y reanude otros contratos subsanando la falta, será imposible que la situación de Cuba con respecto a los fármacos mejore.

A lo largo y ancho de la Isla comunista, los cubanos pasan horas haciendo filas para comprar en las farmacias estatales, donde los medicamentos de alta demanda por los antillanos, para la hipertensión, el asma y la diabetes, no se pueden hallar.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La prensa estatal estuvo buen tiempo silente, sin dar información acerca del desabastecimiento, pero ante las quejas de la población y sabiendas de que la crisis llegó para quedarse, tuvo que dar la cara y admitir la escasez.

María Isabel Rodríguez Lobaina, que reside en Baracoa, dijo: “Puedes pasar haciendo cola en las farmacias una mañana entera (…) todo el mundo está necesitado de los medicamentos”.

“Cuando sacan los medicamentos, yo que vivo un poquito apartado, es una multitud de personas que parece que es comida (lo que están vendiendo)”, confesó.

Sara Cuba, de Santa Clara también se queja: “Puedes estar (en la cola de los medicamentos) dos horas, una hora, tres horas porque cuando viene el medicamento (regulado) por tarjetón las colas son de horas (…) y quizás cuando te toque el turno ya se haya acabado”.

“Cuando acude al doctor para la receta se pasa hasta dos y tres horas. Cuando llega a la farmacia hace la gran cola (…) y cuando llega al mostrador te dicen con la cara muy fresca: ‘no hay el medicamento’”, detalla Daysi de La Habana.

Según la habanera en Cuba hay escasez de muchos medicamentos, faltantes que atentan contra la vida humana.

Un grupo de antihipertensivos y diuréticos no se ven en las farmacias estatales del país, entre ellos la Hidroclorotiazida, el Enalapril, el Captopril y el Nifedipino.

Omeprazol, Azitromicina en tabletas, metformina, salazosulfapiridina y dipirona son otros de los fármacos inexistentes en estos momentos en la Isla.

(Con información de Martí Noticias)