La cadena española Iberostar abrió su primer hotel cinco estrellas, categoría Selection en el Oriente cubano, en la provincia Holguín, un territorio que según el sitio oficialista Cubadebate “se distingue por sus amplias potencialidades en el sector turístico”.

De escasa altura, la instalación posee 12 edificios diversos, seis restaurantes, cuatro piscinas y un jardín tropical, cercano a la playa Pesquero, y próximo también a Cayo Bariay, lugar por donde desembarcó Cristóbal Colón en 1492, cuando quedó impresionado por la belleza de la Mayor de las Antillas.

El hotel fue diseñado y ejecutado por la Empresa de Ingeniería Vértice, de la provincia de Holguín, bajo la modalidad de superposición de las etapas de diseño y construcción, apuntó la arquitecta Nilvia Pérez Rodríguez, proyectista general de la obra.

Por lo que los tiempos de construcción se redujeron bastante, por la estabilidad de la obra, y el avance de los constructores y la contratación de suministros que se requirieron.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En la edificación se destacan “los volúmenes puros con grandes planos, voladizos y pocos adornos, además del empleo de grandes cristaleras en carpintería y barandas, como caracteriza a este estilo arquitectónico”, detalla la prensa estatal haciendo alusión a la modernidad de la instalación.

El ejecutivo de marketing de la cadena Iberostar, Alexei Torres Velázquez comentó que la categoría Selection surge para diferenciar los hoteles de la compañía española, en este caso alojamientos “para que los huéspedes disfruten de sus vacaciones en primera línea de playa”.

Diseñado para las familias que prefieren los hoteles todo incluido, construidos según Torres Velázquez para que la cadena brille y haga “brillar” a sus clientes.

A disposición de los turistas, la instalación tiene una capacidad de 638 habitaciones de diferentes categorías, pensadas para todo tipo de huéspedes, 60 de ellas con el exclusivo servicio Star Prestige y atenciones Premium, cuenta además con dos suites presidenciales de 214 metros cuadrados, ambas frente al mar.

También es el primer hotel en el Oriente de Cuba que contará con parque acuático, y ofrecerán “un auténtico espectáculo natural en uno de los arrecifes de coral más importantes del planeta” a los clientes aficionados al buceo, anunció la directora de esta gerencia en Holguín, Ana Riscalli.

El hotel categoría Selection será para disfrute de los extranjeros, como todos los establecimientos incluso menos exclusivos en la Isla, el cubano de a pie no puede pensar en vacacionar en una instalación turística con su familia, puesto que la carencia en el bolsillo se impone; el salario promedio de un antillano no supera los 30 CUC mensuales.

Mientras el déficit del fondo habitacional cubano se amplía, las aulas en las escuelas del país caribeño no tienen iluminación, el desabastecimiento de productos básicos es feroz, otra Cuba se erige en las narices de los cubanos de la Isla, un país “iluminado, con instalaciones de lujo capitalistas, y derroche” crece a la par, un país en el que ellos, los trabajadores, no están incluidos.